La nueva normativa europea, la necesidad de reformar el vetusto Código de Comercio, y la normalización propia de un contexto mundial han llevado a esta reforma. Entérate de las principales modificaciones habidas.

«Trabajo resumen realizado por el alumno Antonio Jesús Bretón Pérez, de primer curso de Gestión del Transporte para el módulo GAT.»

La Ley 15/2009

regula todo tipo de contratos de transporte terrestre de mercancías, es decir adopta un carácter unificado y regula de forma conjunta el contrato de transporte tanto por carretera como por ferrocarril. La nueva ley venía siendo reclamada por todo el sector puesto la regulación del Código de Comercio en transporte terrestre se remonta a 1885 y apenas ha cambiado, lo que denota su escasa utilidad práctica para ofrecer soluciones a los problemas planteados en el sector. La ley surge como consecuencia del impulso generado por la Ley 39/2003 que regula el Sector Ferroviario y del ímpetu legislativo en el campo del transporte dado por el Proyecto de la Ley General de la Navegación Marítima. Los principales puntos novedosos de la misma son: •La nueva ley armoniza la legislación española con la internacional -principalmente con respecto a los Convenios CIM y CMR- y donde dichos convenios guardan silencio, la nueva ley introduce sus propias soluciones en línea con la antigua legislación nacional y la jurisprudencia, como en el caso de las obligaciones relativas a la preparación del transporte y entrega de bienes y de las cargas y descargas, donde desaparece la diferencia existente hasta ahora entre “carga completa” y “carga fraccionada”. •Entre las características más notables está la influencia evidente del Convenio CMR en lo relativo a la responsabilidad del transportista por pérdida, avería o retraso. •Se presta especial atención a la definición de los distintos actores involucrados en el proceso de transporte de mercancías; se clarifica la posición contractual de los agentes de aduanas, operadores y agentes del transporte; la posibilidad de formar parte en un transporte como subcontrata y, especialmente la identificación de qué parte puede ser demandada en reclamaciones de responsabilidad; se establecen reglas especiales por responsabilidad en el daño durante el transporte multimodal donde hay una fase terrestre (incluyendo una solución alternativa para aquellos casos en que es imposible determinar en qué fase del transporte se ocasionó el daño), y otras que son específicas de normas sobre el transporte de paquetes o para los contratos de mudanzas. •Hay un periodo general de prescripción de un año, excepto en casos excepcionales de mala conducta o negligencia grave. La ley entrará en vigor tres meses después de su publicación en el BOE, esto es, el 12 de febrero de 2010.

(JPG)
Avanzamos